¿POR QUÉ A LAS PERSONAS BUENAS LES PASAN COSAS MALAS?:

Dr. Gilbert Brenson Lazán *

Tu y muchas otras buenas personas están sufriendo las inevitables y dolorosas consecuencias de la reestructuración a la que ha sido sometido tu empresa. Pudiéramos debatir sus méritos y fallas pero eso no cambiaría nada; lo que sí es indiscutible es el dolor que genera este proceso. Vale la pena recordar los hechos:

HECHO # 1: ESTAS SUFRIENDO UNA PERDIDA REAL.

Es posible que no creas ni quieras creer que esto está pasando. Posiblemente, crees que es una pesadilla de la cual te despertarás mañana, o que alguien va a mover su varita mágica y arreglar todo, o que pronto un tutelazo impedirá que alguien pierda su puesto.

¡¡Acéptalo!! Está hecho y no hay retroceso. Lo que queda es el dolor de la pérdida: de tu puesto, de un estilo de vida laboral, de tu compañero o equipo de trabajo. Estás sufriendo una insólita e injusta pérdida y es importante que reconozcas que esta genera reacciones en tí.

HECHO # 2: LA PERDIDA ES INJUSTA.

Lo que más duele es la injusticia. No te mereces esto!! No es justo!! Has sido víctima de circunstancias casi totalmente fuera de tu control.

Todos los días a las personas buenas les pasan cosas malas, las personas justas sufren injusticias. La vida no siempre es justa pero sigue siendo la vida.

HECHO # 3: LA PERDIDA DUELE.

Toda pérdida duele. Y mucho!! Sentir el dolor de una pérdida es normal, natural y necesario; no sentirlo o taparlo es muy peligroso. Tu dolor es una prueba de que estás vivo y sano, una señal de que eres capaz de reaccionar ante las experiencias de la vida. Tu rabia, tu tristeza, tu miedo. la frustración, la incertidumbre... todo eso es parte del dolor.

Por ahora, reconócelo y siéntelo no más. Pronto descubrirás que tu dolor no es eterno y que sí tiene límietes. No lo niegues ni lo tapes ni huyas de él. El dolor es importante porque es el comienzo de tu duelo. En todo duelo hay un comienzo, una mitad y un final. Ya has comenzado y sí existe un final. El mañana llegará.

HECHO # 4: AHORA PUEDES TENER MENOS, PERO NO ERES MENOS.

En este momento puede ser difícil recordar lo tanto que vales. Tu amor propio puede haber sufrido un duro golpe y puedes estar dudando de ti mismo como persona. Estos son síntomas, no más, de lo que estas viviendo ahora.

Aunque estos pensamientos y sentimientos son normales, no tienen nada que ver con lo que eres. Eres mucho, mucho más que la pérdida que estas sufriendo. Vales igual que antes y valdrás mucho más por haber suerado esta crisis.

HECHO # 5: ESOS INTENSOS SENTIMIENTOS SON NORMALES.

Son completamente normales todos esos intensos sentimientos de rabia, tristeza, miedo o culpabilidad. No sentirlos sería anormal y peligroso. Sentirlos es sano; lo que puede llegar a ser malsano es tu forma de expresarlos.

Esa enorme rabia que sientes es normal, natural y necesaria. Tienes el derecho de sentir tu ira con todos y con todo:

** con el país

** con el gobierno nacional y lo políticos

** con la empresa

** con sus directivos

** con tus jefes

** con el sindicato

** con esta carta

** con la apatía o falta de comprensión de los demás

** con la falta de información

** con la injusticia del proceso

** contigo mismo

** hasta con Dios

No sentir y reconocer esta rabia o tratar de reprimirla es muy dañino para tu salud física y mental. Si llegas al punto de explotar,hazlo, pero sin hacerte daño a tí mismo o a otro: Grita! Patea! Rompe algo! Llora! Ten un berrinche! Pega a una almohada! Patea una pelota! Si no botas ahora este exceso de ira, crecerá y podrías terminar haciendo un daño irreparable a tí mismo o a tus relaciones.

También es normal la tristeza que acompaña cualquier pérdida. Lo mejor es sentirla y hablar de ella. El desahogo del llanto también es sano. No tienes que fingir ser tan fuerte o que esta pérdida no te importe... a menos que seas un hipopótamo.

El miedo que sientes es igualmente normal; ya que en este momento tu futuro es incierto. El miedo nos advierte sobre ciertos peligros que pueden existir y que podemos evitar. Puedes hablar de tus temores con una persona de confianza y verás como eres capaz de resolverlos uno tras otro.

Una sensación de culpabilidad también acompaña casi toda pérdida. A veces piensas que las cosas hubieran podido ser diferentes si hubieras hecho algo diferente. Estos pensamientos son un cruel engaño porque nadie puede cambiar el pasado. No dejes que nadie te culpe por tus errores reales o imaginarios... ni siquiera tu mismo.

HECHO # 6: TU CUERPO NECESITA CUIDADOS ESPECIALES.

Tanto tu cuerpo como tus emociones son especialmente suceptibles durante una crisis como esta. Por lo tanto, es muy importante durante un tiempo darte una buena nutrición, mucho ejercicio, al menos seis horas de sueño cada noche y, sobretodo, resistir esa fuerte sensación de "ahogar las penas" con tragos o con otras drogas. Estos sí pueden hacerte olvidar por un momento tu dolor, pero por su efecto cumulativo sobre tu sistema nervioso, terminan haciendo más duro y más largo tu duelo.

HECHO # 7: PUEDES CONVERTIR ESTE PROBLEMA EN OPORTUNIDAD.

Este es es símbolo chino que significa "crisis":

 

 

 

 

 

Es una combinación de dos símbolos: la parte superior significa "peligro mortal" y la inferior significa "oportunidad única". El peligro está en reaccionar mal ante la crisis: huir de la nueva realidad o inutilemente luchar contra ella. La oportunidad consiste en aprender de ella y en comenzar una nueva etapa de tu vida.

El común denominador entre todos los grandes hombres y mujeres de la historia, ha sido su habilidad de convertir cualquier obstáculo en una oportunidad para progresar. Puedes aprovechar esta oportunidad para crecer.

Puedes aprovechar la oportunidad de desarrollar tu parte física, cuidando mejor de tu salud, comiendo comida más sana, haciendo más ejercicio, aprendiedo a relajarte y gozando más de tu vida sexual.

Puedes aprovechar la oportunidad de desarrollar tu parte mental y emocional, desarrollando nuevas aptitudes y habilidades para un trabajo más satisfactorio. También puedes examinar tus actitudes y cambiar aquellos pensamientos, sentimientos y conductas negativos que te conviene cambiar.

Puedes aprovechar la oportunidad de desarrollar tu parte social, dedicando más tiempo y energía a tus relaciones más importantes: tu pareja, tu familia, tus amigos, tu iglesia, tus grupos sociales, y tus grupos comunitarios.

También puedes aprovechar la oportunidad de desarrollar tu parte espiritual estrechando y cuidando mejor tu relación con Dios y con la naturaleza.

HECHO # 5: TIENES RECURSOS Y FUENTES DE APOYO.

Perder es parte de la vida, parte de estar vivo parte del ser y del sentir humano. Tu tarea es iniciar este viaje que se llama "duelo", desde la pérdida que has sufrido hacia tu inevitable recuperación y éxito posterior. Para lograrlo, tienes cuatro importantes recursos y fuentes de apoyo.

Tu recurso más importante eres tú mismo: tus cualidades, tus experiencias, tu sabiduría y tu madurez. Sabes lo que eres y lo que eres capaz de lograr. Eres el único responsable de tí mismo, el único dueño de tu vida, el único arquitecto de tu propio destino.

Otro importante recurso es tu fé en Dios y en la vida. La vida siempre sigue su curso. Sin tí o con tigo. Dudo que Dios permitiría que un hijo o hija suya enfrente una dificultad que no sea capaz de superar.

Una fuente de apoyo muy importante es tu familia y tus amigos. Está bien que dejes que te consuelen y que pidas su apoyo.

Finalmente, tienes el apoyo de tu Comité de Adaptación Laboral y los diferentes programas de capacitación que se van a realizar. Este importante grupo está compuesto por algunos de tus compañeros que quieren que todos nos solidaricemos para aprovechar mejor las oportunidades que se presentan a raiz de esta crisis.