TRANSFORMACION CULTURAL: LA EXPERIENCIA ALPINA


 

 

Alpina Productos Alimenticios S.A. es hoy la empresa de derivados lácteos más importante de la

subregión Andina, con presencia en Ecuador, Venezuela y Colombia.

La historia de esta Compañía es la historia de dos hombres que, con su visión futurista, su amor por el trabajo y su fe en Colombia, llegaron al país en 1945 procedentes de Suiza.

Desde el inicio ALPINA se mantuvo como procesador de leche y se prefirió como hasta ahora, adquirirla en inmediaciones de las plantas de producción, dando origen a prósperos hatos que aún hoy mantienen compromisos de suministro con la Compañía, dentro de altos parámetros de calidad.

ALPINA se inició con la producción de quesos y hoy en día participa en más de 15 categorías de producto, en la mayoría de las cuales es líder; procesa más de 300.000 litros de leche diarios, tiene más de 3000 empleados y cuenta con una infraestructura comercial y tecnológica que le permite atender más de 115.000 clientes en la subregión Andina.

El sueño de dos suizos visionarios es hoy una realidad coronada por el éxito. Pero el objetivo es continuar ascendiendo y penetrando los mercados internacionales, buscando modelos alternativos de comercialización y de negocios, amoldándose a las necesidades de cada país.

El secreto de Alpina para alcanzar la cumbre del éxito es simple y se basa en trabajar con la gente para ser mas ágiles, eficientes y flexibles, para responder a las necesidades del consumidor en un mundo permanentemente cambiante; ser mas competitivos, para mantener nuestra compañía en el mercado; permanecer como los líderes del mercado en una economía de fronteras abiertas recientemente en Colombia; dar un mejor servicio al cliente, cada día a cada consumidor; y crecer sin incrementar nuestros gastos, siendo mas eficientes y productivos.

Cuando se pregunta a los colaboradores de Alpina Productos Alimenticios S.A. en qué creen que se fundamenta el éxito de la Compañía, se encuentra algo en común en todas las respuestas: se refiere a la mística, al compromiso y al sentido de trabajo en equipo que existe entre la gente que trabaja en Alpina.

Alpina es una empresa que innova, que tiene un estilo de dirección dinámico y muy bien estructurado, que cree en las personas y que incentiva la creatividad y el aporte de cada uno. Y es precisamente esa ventaja competitiva que tiene la compañía, la que se está reforzando con el proyecto de transformación cultural que se ha emprendido en la compañía desde octubre 1996 y el cual se encuentra enmarcado dentro del proyecto denominado Alpina en Transformación.

Alpina en Transformación es un ambicioso proyecto de Compañía liderado por el equipo de presidencia y soportado por un equipo de facilitadores, quienes son un equipo multidisciplinario que apoya y coordina procesos de transformación cultural y organizacional, contribuyendo a la competitividad de la compañía enmarcado dentro de la misión, visión, principios y lineamientos de Alpina.

El objetivo de Alpina en Transformación es diseñar e implantar una organización ágil, eficiente, flexible, orientada al cliente y comprometida con la calidad y el desarrollo humano, que permita afrontar los cambios en el entorno competitivo y los nuevos retos del mercado, mediante la gestión por procesos y la incorporación de nuevas tecnologías.

Para llegar al logro de la visión de la Compañía, a través de Alpina en Transformación, es necesario establecer un modelo organizacional por procesos y trabajo en equipo, aprovechar los nuevos sistemas tecnológicos y de información y trabajar además en el proyecto de aseguramiento de la calidad, todo esto apoyado en el cambio cultural que se debe generar en toda la organización.

La compañía ha obtenido el compromiso de su gente utilizando técnicas de
facilitación, creando un programa corporativo que apoya y trabaja alineado con nuestra estrategia, orientado a crear un Cambio Cultural y que está alineado con otros programas corporativos que comprenden la Transformación y que están relacionados con las tecnologías de información, el mejoramiento de los procesos del negocio y el aseguramiento de la calidad.

Específicamente el cambio cultural a nivel organizacional se refiere en Alpina a reconocer la dimensión humana de nuestra gente como el factor clave dentro del proceso de transformación de la compañía, facilitando el desarrollo de una cultura de innovación y aprendizaje y la formación y mantenimiento del clima organizacional que apoye la implementaciòn de los tres proyectos de Alpina en Transformación.

El programa de Cambio Cultural ha sido patrocinado por la alta gerencia de la compañía, e involucra a todos los empleados, sedes y paises ya que no obstante las diferencias culturales en los países andinos queremos tener una Cultura Organizacional similar en donde Alpina esté presente. El programa fue realizado en Ecuador en el año 1997 y será llevado a Venezuela durante el año 1998 teniendo en cuenta las diferencias de cultura presentes en cada país.

Debido a la iniciación del proyectos de integración de sistemas de información, denominado Proyecto UNO, y a la necesidad de apoyar este proyecto de cambio desde lo humano, creamos y estamos desarrollando un programa basado en talleres de Outdoors. Estos talleres cuentan con objetivos específicos como compartir y sentir la Misión, la Visión, los Principios y Valores; comunicar lo que significa Alpina en Transformación y los compromisos que todos tenemos con el cambio organizacional; tener un conocimiento general del ciclo de negocio y aprender acerca de liderazgo, trabajo en equipo, empoderamiento, pensamiento estratégico, y aseguramiento de la calidad entre otros.

El proceso de aprendizaje que se sigue en los talleres para lograr una mejor asimilación y transformación personal consta de tres aspectos.

Los talleres son conducidos por un Equipo interno de facilitadores de distintas áreas y sedes organizacionales, conformado por voluntarios que entrenan y apoyan a nuestra gente en la Transformación. La misión del facilitador es participar en el proceso de transformación organizacional acompañando a los equipos en la generación de espacios para el reconocimiento, aprendizaje y desarrollo de habilidades individuales y colectivas.

El plan de capacitación y formación de este equipo ha consistido en práctica de cada una de las simulaciones, autoestudio sobre temas como liderazgo, trabajo en equipo, empoderamiento y pensamiento estratégico, y refuerzo sobre conocimiento de los procesos organizacionales. Además, el equipo ha participado en un proceso de formación en técnicas de facilitación: Estilos de Comunicación, Estilos de Facilitación, Empoderamiento Lingüístico, Preceptos Básicos de Facilitación, Modelo C3 de Aprendizaje Co-participativo, etc. Adicionalmente han recibido formación básica de primeros auxilios y nudos.

En cada taller se cuenta con 20 participantes de distintas áreas y niveles, lo cual permite "vivir" el ciclo de negocio completo y tener diferentes puntos de vista y especialidades. Al término de los cuatro días de taller, se obtienen compromisos concretos con la transformación de Alpina y los participantes pueden aplicar lo aprendido a su vida personal y familiar.

Esta es una experiencia inolvidable para todos los participantes, al llegar de los talleres, están listos para construir "el futuro" de nuestra compañía. Sin embargo llegan a su mundo real de trabajo para encontrar un barrera debido a que:

Ya se han logrado mejoras al interior de la compañía como resultado de este Cambio Cultural que se está vivenciando, a nivel de optimización de recursos, simplificación de trámites, mejoras en el servicio al cliente, incremento de eficiencias en tareas operativas y disminución de costos, entre otros.

Se percibe además que la cooperación entre las áreas para la solución de problemas es mas efectiva y completa; las comunicaciones son mas claras y suficientes; y quienes han asistido a los talleres, consideran que Alpina en Transformación provee elementos útiles para el desempeño del cargo. Al interior de los equipos de trabajo se han generado cambios positivos en el estilo y la relación jefe-colaborador gracias al refuerzo hacia un estilo de dirección humano y compartido por todos y a que especialmente los jefes, tienen ahora mayor receptividad para nuevas ideas de mejoramiento y nuevas formas de realizar el trabajo. Adicionalmente nuestros procesos de formación y capacitación han permitido descubrir y reforzar habilidades y talentos personales, que algunas veces ni siquiera los mismos participantes sabían que tenían.

El reto de Alpina después de este proceso de transformación está encaminado a reforzar el esquema de seguimiento y apoyo que refuerce el Cambio Cultural y que facilite mantener el entusiasmo de la gente durante la implementación de los tres proyectos de Alpina en Transformación. Este espacio de seguimiento se aprovechará además para hacer un refuerzo a la cultura de trabajo en equipo, empezando con la autoevaluación de habilidades al interior de equipos naturales y continuando con los equipos de procesos.

Por otra parte debemos crear y desarrollar un programa de Gerencia Facilitadora para reforzar las prácticas de los líderes como jefes-facilitadores de sus equipos de trabajo, de manera que se generen espacios para la práctica de las habilidades interiorizadas en los talleres.

Por último, seguiremos dando especial importancia a la estrategia de comunicación interna ,como refuerzo al entusiasmo y conocimiento permanente del programa por parte de todos los Alpinistas.